Arte-Diseño-Tecnología reflexiones [MTSP N°43]

 

Arte-Diseño-Tecnología*

5

Reflexiones

*Este documento es parte de Reflexiones sobre Diseño, Arte y Tecnología, publicado en el Dossier de la Revista de Artes Visuales Porto Arte (Jan-Jun 2019) dirigida por Teresinha Barachini. La Revista pertenece al Posgrado en Artes Visuales de la Universidade Federal do Rio Grande Do Sul, Brasil. Ha sido ajustado y modificado para su inclusión en #MTSP N°44.

[Cite] Di Bella, Daniela V. (2019). Arte Diseño Tecnología. 5 Reflexiones. En: https://metaespac.hypotheses.org. Noviembre, 2019.
Resumen: Este texto presenta de manera sintética una serie de reflexiones acerca de la relación dialógica que se manifiesta en las décadas recientes entre el Diseño, el Arte y la Tecnología, entendidos como territorios de acción, frente a la relación de dependencia-independencia de tipo pendular propia del arte y el diseño. La modificación operada por la revolución digital es uno de los determinantes del posible corrimiento de los límites disciplinares, además de ser contexto y parte de la emergencia de un nuevo paradigma cultural, fértil para el desarrollo de un nuevo espacio de experimentación conceptual y prácticas intermediales.
Palabras clave: Arte. Diseño. Medias de la comunicación. Sociedad postradicional. Cambio sociocultural.
Estos tres campos se presentan como un territorio de superpo­sición conceptual y de corrimiento de las limitantes disciplinares de tres áreas de prácticas, cada una de ellas inserta en un universo social específico como son el Arte, el Diseño y la Tecnología, que vienen generando entre sí una relación de tensión creativa y pulsión experimental (Di Bella(a), 2011: 80-83; (b) 2011: 124-127).
Esta afirmación se sostiene a partir de la noción de campo social y habi­tus de Pierre Bourdieu ya que estos conceptos están ligados a los ámbitos de producción y consumo de bienes simbólicos, así también a la noción de reproduc­ción social donde el cuerpo asume un lugar protagónico (Reyes, 2009).
Según Bourdieu cada hacer del hombre tiene un campo de acción determinado dentro de la actividad social (en este caso podríamos hablar del campo del arte, del diseño, y de la tecnología), en el que los individuos o agentes participantes de cada campo, definen las reglas de juego de ese campo específico y juegan entre ellos un juego competitivo por la adquisición de beneficios, poder y dominación. En el campo, la aplicación de las reglas de juego definirán las actividades que los agentes desar­rollen dentro de él, constituyendo un habitus, y-lo que está en juego-el interés o illusio, garantizará el funcionamiento del campo. Aquellos que mejor jueguen ese juego detentarán el habitus dominante por sobre el resto de los participantes, donde el reconocimiento de la mayoría hacia los procedimientos del sector domi­nante y los bienes adquiridos en su competencia, definirán el capital simbólico, que brindará los mecanismos de validez y legitimación de los haceres dentro del campo (Bourdieu, 1998 y 2010).
Es posible que la modificación operada por la revolución digital junto a otras de gestación histórica propia de cada campo, sea uno de los determinantes del posible corrimiento de los límites disciplinares. Las consecuencias de la irrup­ción de las medias digitales, es en gran medida, contexto y parte de la emergencia de un nuevo paradigma cultural, fértil para el desarrollo de un nuevo espacio de experimentación conceptual y prácticas intermediales (Di Bella, 2006: 35-40).
Anna Calvera hacia 2005 estudió la relación Diseño-Arte y analizó la existencia de territorios frontera en los que los diseñadores y artistas se posicio­nan lejos de las divergencias históricas para innovar y experimentar

(…) vale la pena poner de relieve que, en el uso de los nuevos medios, arte y diseño encuentran muchos puntos de unión (…) pensar el tipo de relación por la cual el diseño nunca ha podido acabar de romper un vínculo con el arte supone plantear una pregunta de carácter estético en el sentido más filosófico del término (Calvera, 2005: 13-15).

El lugar del Diseño y el desarrollo de su campo social, admitió desde su nacimiento hasta la actualidad una relación de pendularidad entre el arte y la industria, algunos lo atribuyen a cierta filiación del diseño respecto del arte, una relación de paternidad sostenida incluso desde el nombre de arte aplicado atri­buido a las prácticas. Calvera admitió la superposición del ejercicio entre el arte contemporáneo y el diseño, y estableció tres estados de situación relacionados con la variable generacional en el ejercicio profesional de diferentes grupos de diseñadores:

(a) aquellos de las décadas del 1950-60, época fundacional del diseño, obligados a desplazar la valoración artística del diseño, unirlo a la indus­tria y los procesos industriales y constituirlo en una profesión independiente;

(b) aquellos del ´70 y ´80 que pertenecen a una generación intermedia, con una visión más inclusiva hacia los haceres que guardan relación histórica con el arte como la moda, la decoración, el artesanado, entre otras; y

(c) aquellos más jóvenes, desde los ´90, que tienen una relación de cambio casi irreverente o amnésica donde el arte se ha convertido en un vehículo espontáneo de demostración visual de sus trabajos. Para esta generación el arte capitaliza los procedimientos del diseño, y el diseño se vale de los discursos del arte, los dos campos han ampliado sus concep­tos y áreas de acción, asunto que se potenció con la incorporación y avances de la tecnología digital y los medios de comunicación de los últimos 20 años (Calvera, 2005:25).

Siendo que la electrónica y la tecnología digital han cruzado en estas últi­mas décadas todos los campos del conocimiento, los recursos del soporte se vienen utilizando como modelizadores visuales, expresivos y proyectuales en disciplinas de la comunicación, el diseño y el arte, herramientas que han reemplazado en gran medida el trabajo artesanal del dibujo, la maquetización y la proyectación. Como parte de algunas de las iniciativas estéticas, muchos artistas trasladan atributos de la topología expresiva, lenguaje específico, y territorialidad del discurso conceptual del diseño, al ámbito de la obra de arte, e intencionalmente en estas traslaciones, operan descontextualizando, resignificando y vacíando de sentido, en un acto que genera arte a partir de la creación de nuevos sistemas y acciones surgidos de la transposi­ción de significantes, la ambigüedad y la vulneración. Del mismo modo se asiste a un estado del diseño, donde un objeto diseñado y bajo los requerimientos de la seria­lidad de la industria, puede en virtud de ciertas cualidades semióticas, rebasar los propios límites del diseño y su función para convertirse en un objeto de arte, asunto legitimado por las instituciones del arte, que exhiben en sus salones, objetos de diseño, posiblemente como parte del discurso que sostiene que el diseño ha venido a democratizar una cuota de belleza comprensible y ha creado junto con la industria la necesidad de la “estetización de la vida cotidiana” (Calvera, 2005: 13-25).
El símbolo relega el uso práctico y algunas de estas cosas devienen objetos de culto. Phillipe Starck, Ettore Sottsass, Javier Mariscal, Roberto Venturi y Shito Kuramata, por ejem­plo, forman parte de la elite de diseñadores, que en los últi­mos años, han penetrado con su obra en un mercado cada vez más receptivo y que adquiere sus productos más por el placer lúdico y la carga estética que por otra cosa, aceptando sin réplica el alto coste que implica su compra… (Salinas en Calvera, 2005: 114)
Referencias bibliográficas

Bourdieu, Pierre (2010) El sentido social del gusto. Elementos para una sociología de la cultura. Buenos Aires: Siglo XXI Editores, Biblioteca clásica del siglo XXI.

Bourdieu, Pierre (1998) La Distinción. Criterio y bases sociales del gusto, Taurus Ediciones, Madrid.

Calvera, Anna. (2005). Arte¿?Diseño. Nuevos capítulos de una polémica que viene de lejos. Barcelona. Gustavo Gili.

Di Bella, D. V. (2019). Reflexiones sobre Diseño, Arte y Tecnología. Brasil: Porto Arte: Revista de Artes Visuais. Porto Alegre: PPGAV-UFRGS. Jan-Jun, 2019. V24. N°40 e-94654 e-ISSN 2179-8001. DOI: https://doi.org/10.22456/2179-8001.94654.

Di Bella, D. V. (a2011). Territorios de aproximación entre diseño, tecnología y arte. En: Actas de Diseño N°10. V Encuentro Latinoamericano de Diseño «Diseño en Palermo» Primer Congreso Latinoamericano de Enseñanza del Diseño. Pp 80-83 Buenos Aires: Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo. Disponible en: https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=271&id_articulo=6540

Di Bella, D. V. (b2011). Territorios de aproximación entre diseño, tecnología y arte. En: Reflexión Académica en Diseño y Comunicación NºXVI Vol 16. Pp. 124-127. Buenos Aires: Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo. Disponible en: https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=270&id_articulo=6502

Di Bella, D. V. (2006). El tercer dominio. En: Cuadernos del Centro de Estudios de Diseño y Comunicación Nº20. Pp.35-40. Buenos Aires: Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo. Disponible en: https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/vista/detalle_articulo.php?id_libro=107&id_articulo=5028

Reyes, Román (2009) Diccionario crÍtico de Ciencias Sociales: terminología científico-social. Madrid. España: Editorial Plaza y Valdés.  Noción de Habitus. Disponible en: https://webs.ucm.es/info/eurotheo/diccionario/H/habitus.htm

Daniela V. Di Bella

Daniela V. Di Bella / Arquitecta – Magister en Diseño – PhD Educación Superior (nivel tesis). www.elojosalvaje.com - Buenos Aires - Argentina

More Posts - Website


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.