#MTSP N°18 Antropoceno

Diseño en Cambio*

2

Antropoceno

*Este documento es parte del segundo Informe de Impacto de la Línea de Investigación: Diseño en Perspectiva: Escenarios del Diseño, que MgArq. Daniela V. Di Bella (por UP) dirige entre la Facultad de Diseño y Comunicación Universidad de Palermo y la School of Design at Carnegie Mellon, junto a Terry Irwin (por CMU). Ha sido ajustado y modificado para su inclusión en #MTSP N°18. 

(*) MG. Arq. Daniela V. Di Bella. Directora de la Línea de Investigación Nº4 “Diseño en Perspectiva” entre Universidad de Palermo y School of Design at Carnegie Mellon, USA.

[Cite] Di Bella, Daniela V. (2017-2018). Antropoceno. En: Diseño en Cambio: Parte 2. En: https://metaespac.hypotheses.org/775. Octubre, 2017.
Resumen: Antropoceno es el término con que se denomina a una etapa que relaciona a las actividades desarrolladas por el hombre de los últimos 200 años, como responsables del posible colapso del planeta.
Palabras clave: escenarios del diseño – antropoceno – sostenibilidad – investigación en diseño – diseño para la transición – mirada sistémica – tríada Sociedad/Ambiente/Economía
La noción de transición plantea como urgente la necesidad de ejercer un cambio fundamental en todos los niveles de nuestra sociedad para enfrentar problemas intrincados o perversos (wicked problems) relacionados con el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el agotamiento de los recursos naturales, la agresión al medioambiente, la brecha entre ricos y pobres, entre otros, que requieren de nuevos enfoques para la resolución de problemas, donde el Diseño y los diseñadores tienen un papel fundamental para desempeñar (Irwin, 2011).
El Antropoceno es el término con que se denomina a una etapa que relaciona a las actividades desarrolladas por el hombre de los últimos 200 años, como responsables del posible colapso del planeta y que se vincularían con

que en los últimos cincuenta años el estado de la Tierra se haya deteriorado con una rapidez y una espectacularidad jamás conocidas anteriormente (El Correo de la Unesco, Abril-Junio 2018: 3)”.

Stoermer y Crutzen propusieron el punto de arranque de la nueva época (al año 1784), cuando el perfeccionamiento de la máquina de vapor por el británico James Watt abrió paso a la Revolución Industrial y la utilización de energías fósiles (Rejane Issberner y Léna, 2018: 7-10 en UNESCO, 2018).
También se lo ha relacionado con las actividades del modo de organización derivada del Capitalismo, se lo denominó Capitaloceno, entendiendo que su base filosófica no fue ideada para valorar los dominios humanos, sociales y ecológicos, sino para reducirlos a valores de capital financiero, y de lo que se infiere que la acumulación de capital conduciría a problemas ambientales (Boehnert J, 2019: 139-140).
A esta época se la llama también de la Gran Aceleración, incluso de hiperaceleración (a partir de 1970), debido a los testimonios que demuestran cómo se

“habrían disparado desde la Segunda Guerra Mundial todos los indicadores disponibles sobre consumo de recursos primarios, utilización de energía, crecimiento demográfico, actividad económica y deterioro de la biósfera”

y la alteración de cuatro de nueve límites del planeta definidos como muy peligrosos de traspasar:

El clima, la alteración de la cobertura vegetal, la erosión de la biodiversidad o la desaparición de especies animales (sexta extinción de la vida en la Tierra); (y) la alteración de los flujos biogeoquímicos, en los que los ciclos del fósforo y el nitrógeno desempeñan un papel esencial (Rockström y Steffen en Rejane Issberner y Léna, 2018: 7-10, en UNESCO, 2018).

“Para algunos, el Antropoceno no es más que un nombre alternativo para designar a la época holocena, ya que desde sus inicios –hace 10.000 años– la invención de la agricultura y la sedentarización de la especie humana empezaron a presionar la naturaleza. Para otros, el Antropoceno habría comenzado ya en torno al año 1800, con la Revolución Industrial. Por último, otros fechan el principio de esta nueva época en 1945, año de la explosión de la primera bomba atómica (El Correo de la Unesco, Abril-Junio 2018: 3)”.
La insostenibilidad del Antropoceno indica que los enfoques de diseño tradicional, caracterizados por procesos lineales y marcos de problemas descontextualizados, cuyo objetivo es la rápida realización de soluciones predecibles y rentables se han vuelto inadecuados (…) se necesita un enfoque más holístico para abordar los problemas que tomarán decenas de años o incluso décadas para resolver (Irwin 2018 y 2021).
Boehnert explica que las ideologías han atrofiado y enlentecido las agendas de sostenibilidad en el diseño, y que es común ver cómo teóricos del diseño y revistas de diseño rechazan, desdeñan o explícitamente desprecian (o se vuelven hostiles) frente a las ideas que defienden una acción ecológica y sostenible para la disciplina, asunto que aporta responsabilidad al mismo campo social de prácticas, en relación con el progreso lento de la teoría y práctica del diseño sostenible. Posiblemente sea porque los diseñadores al igual que todos los profesionales están limitados por los incentivos y dinámica del contexto económico y político, y que actualmente se rige por formas extremas de capitalismo. Aclara por lo tanto que el Diseño para la Transición se basa en una cosmovisión e ideología comprometida con una economía alternativa (Boehnert J, 2019: 143).
Una nota del Diario La Nación del 8 de octubre de 2018, titulada: Última llamada de la ONU para evitar un cambio climático catastrófico publica:

“el mundo deberá emprender transformaciones “rápidas” y “sin precedentes” en sectores como la energía, la industria o las infraestructuras si quiere limitar el alza de las temperaturas a 1,5ºC, meta que contendría eventuales daños irreversibles en el medio ambiente y en la calidad de vida de la especie humana (…);”Si no actuamos ahora, nos dirigimos hacia un mundo en el que estaremos siempre gestionando crisis”

 “Para el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) de la ONU, las emisiones de CO2 deberán caer en un 45% de aquí a 2030 para limitar el calentamiento a 1,5ºC, y el mundo deberá alcanzar en 2050 una “neutralidad de carbono”, es decir, que tendrá que dejar de emitir más CO2 del que se retira de la atmósfera” (https://www.lanacion.com.ar/2179672-ultima-llamada-onu-evitar-cambio-climatico-catastrofico)

En referencia con la profunda crisis ambiental, Bateson definió en 1972 un error o paradoja que determina que la humanidad ignora efectivamente información vital para su supervivencia, a partir de estas ideas trabajó Guattari para la definición de la ecosofía (Boehnert J, 2018: 136-137).
Félix Guattari definió a las tres ecologías (1) ecología mental (2) la ecología social y (3) la ecología ambiental, como tres dominios que si bien no pueden ser desconectados, se encuentran absolutamente disociados, asunto que crea crisis en las tres esferas. Esta reflexión permitió a Guattari enunciar a la ecosofía, o una invitación a todas las prácticas culturales “en condiciones de intervenir en individuos y colectivos” a promover una “articulación ético-política”, “para cultivar una nueva subjetividad ecológica”.
Según Boehnert esta podría constituirse en un modelo útil para el diseño y los diseñadores, ya que habitualmente trabajan creando resultados de diseño, que se sitúan mediando experiencias entre estos tres dominios (Bateson 1972 y Guattari 2000, en Boehnert J, 2018: 136-137) Esta invitación está relacionada con la alfabetización ecológica, definición acuñada por David Orr, quién entiende como uno de los factores clave en la degradación del medio ambiente a la expansión de metodologías y decisiones de diseño completamente insostenibles relacionadas con los modelos mentales, asunto que implica una intervención que define un tipo de educación dedicada a –cambiar la mentalidad– para apoyar imperativos ecológicos.
El concepto de Orr sobre el Diseño alineado ecológicamente posee características amplias ya que “une la ciencia y el diseño, la política y la economía” (Orr, 2002: 4), estaría orientada a colaborar con la instauración del Ecoceno, o una nueva época de desarrollo de una ontología, epistemología y ética que surgen de formas de conocimiento comprometidas ecológicamente (Orr, 1992; 2018).
Referencias bibliográficas

Boehnert, J. (2019). Transition design and ecological thought. Buenos Aires: Centro de Estudios en Diseño y Comunicación, Cuaderno 73, Pp. 133-148. Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo.

Di Bella, D. V. (2018-2020). Informe de Impacto de la Experiencia Diseño en Perspectiva. Buenos Aires: Centro de Estudios en Diseño y Comunicación, Cuaderno 80, Pp. 173-239. Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo.

Di Bella, D. V. (2019-2020). Visionarios del Diseño. Visiones del Diseño, Diseñadores Eco-Sociales. 3º Proyecto de la Línea de Investigación nº4 Diseño en Perspectiva (CMU-UP). Buenos Aires: Centro de Estudios en Diseño y Comunicación, Cuaderno 87, Pp. 55-104. Facultad de Diseño y Comunicación, Universidad de Palermo.

Irwin, T. (2018). The Emerging Transition Design Approach. Irlanda: University of Limerick. Irwin, T.; Kossoff, G.; Tonkinwise, C. & Scupelli, P. (2015). Transition Design. Pittsburgh, PA: Carnegie Mellon School of Design.

Irwin, T. (2011). Wicked Problems and the Relationship Triad. In Stephan Harding (ed.), Grow Small, Think Beautiful: Ideas for a Sustainable World from Schumacher College. Edinburgh: Floris Books.

Orr, D. W. (2002). The Nature of Design – Ecology, Culture, and Human Intention, Oxford University Press.

Orr, D. (2018). The political economy of design in a hotter time. In R. B. Egenhoefer (Ed.), Routledge handbook of sustainable design (pp. 3-10). London, England: Routledge.

Orr, D. (1992). Ecological literacy. Albany: State University of New York Press.

UNESCO (2018). Bienvenidos al antropoceno. El Correo de la UNESCO Abril-Junio. EEUU: Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

(*) La Línea de Investigación Diseño en Perspectiva-Escenarios del Diseño, surge del Acuerdo de Cooperación Académica entre la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo (Argentina) con la School of Design de la Universidad Carnegie Mellon (EEUU). Desde entonces, 2014-hasta la fecha, quien escribe y Directora de la Línea de Investigación citada(*), ha incorporado de manera paulatina a la currícula de la asignatura Diseño 4 de la Maestría en Gestión del Diseño de la Universidad de Palermo, los contenidos del Diseño para la Transición (Transition Design) desarrollado a nivel de posgrado por esta Institución. Las acciones desplegadas atraviesan todas las capas de la dimensión universitaria: la incorporación curricular, adaptación regional y la comprensión internacional de los contenidos; la implementación del proyecto en el aula; la creación de la comisión Diseño en Perspectiva; la presentación en comisión de los resultados –mediante ponencias– a la comunidad académica; la publicación de la investigación del Proyecto, la invitación y producción de académicos propios e invitados; junto con otras acciones relacionadas que se describen en el primer y segundo Informe de impacto del período en estudio (2014_2 a 2016_2 y 2017-2019 inclusive) están disponibles en los Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación nº80 y 87 respectivamente.

Daniela V. Di Bella

Daniela V. Di Bella / Arquitecta – Magister en Diseño – PhD Educación Superior (nivel tesis). www.elojosalvaje.com - Buenos Aires - Argentina

More Posts - Website


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.